Una Maid en Manhattan

Bookmark and Share

Una maid en Manhattan

Para una mujer que pasó toda su vida en un pequeño pueblo de México llegar a Nueva York es enfrentarse a un nuevo mundo. Con un par de maletas, la compañía de su hijo Lalo y un puñado de billetes en el bolsillo, Marisa Luján decidió irse de su pueblo luego de que grupos armados llegaran a apoderarse de la zona. Sin mirar atrás llegó hasta a Nueva York, la gran metrópolis. Gracias a la ayuda de una amiga, durmió en un sofá mientras conseguía trabajo; no fueron fáciles aquellos días, pero sí enriquecedores para una heroína de la vida real. Esta mujer decidida y arriesgada, nunca dobló sus rodillas y se mantuvo fuerte hasta el día en que cambió su suerte. Nueva York se convierte en el punto de partida de esta historia que promete desprendernos lágrimas de alegría y también de dolor, con la ilusión de que al final, el amor sabrá superar cualquier barrera.